La avena y tu corazón

Este humilde grano es una herramienta invaluable para proteger nuestro corazón y sistema circulatorio.

La avena (siempre y cuando sea integral) es una excelente fuente de fibra alimentaria. Un componente de esta fibra son los beta-glucanos un tipo de fibra soluble que se convierte en una especie de gel al ser digerida, atrapando el colesterol “malo” e impidiendo su absorción. Este efecto es tan efectivo cómo las más avanzadas medicinas de patente de hoy en día, y sin los efectos secundarios frecuentemente asociados con dichas drogas.

La avena es rica también en tocotrienoles. Estos y otros antioxidantes contenidos en el grano integral inhiben la absorción del colesterol, reducen efectivamente su nivel en la sangre (en algunos estudios hasta un 25%) y reducen también la habilidad de las células sanguíneas de “engomarse” en las paredes arteriales. La “dosis” terapéutica para obtener beneficios cardiovasculares es de 1/2 a 1 taza de avena integral al día.

¿Quieres incorporar estos beneficios en tu dieta diaria? Aprende a preparar Leche de Avena, Yogurt Natural de Avena o unas riquísimas Galletas de Chocolate y Avena Integral.

 

Publicaciones relacionadas:

Tags: , ,

Suscríbete

Recibe nuevas recetas, artículos y consejos en tu correo electrónico sin costo alguno. ¡Llevar una dieta vegetariana nunca fue más sencillo!

Síguenos

Recibe cada artículo y receta en tu propio correo electrónico

Únete a la revolución