Pimientos ahumados en aceite

Un antipasto excepcional y muy conveniente, ya que se conserva fresco en el refrigerador por un par de semanas, así que puedes contar con tener siempre algo fácil, nutritivo y rápido que preparar en el refrigerador. Delicioso sobre Pan de Centeno Estilo Escandinavo, crackers (galletas saladas), acompañado de Queso Untable de Macadamia, en sandwiches o sobre vegetales al vapor.

Pimentos Ahumados

Procedimiento tradicional

Lo que necesitas

Ahumador para uso casero

Frasco de vidrio con tapa de aproximadamente una taza de capacidad

4 o 5 pimientos morrones cortados en filetes

1 cucharada de madera para ahumar, mezquite o nogal complementan perfectamente el dulzor del pimiento.

aproximadamente 1/2 taza de aceite extra-vírgen de oliva

Sal al gusto

 

Cómo se prepara

Ensambla tu ahumador con la madera de acuerdo a su instrucciones.

Distribuye los pimientos sobre la parrilla. No importa si se sobreponen un poco.

Inicia el ahumador a temperatura media. Deja los pimientos ahumar por una hora y retira del fuego. Deja enfriar sin destapar.

Saca los pimientos. Córtalos en tiras delgadas y sálalos al gusto.

Acomódalos en el frasco de vidrio, apretándolos ligeramente. La idea es meter la mayor cantidad posible.

Cúbrelos con aceite de oliva, otra vez apretando con una cuchara, hasta cubrirlos por completo. Tapa el frasco y refrigera. Déjalos macerar en el aceite por lo menos 12 horas antes de consumir.

Se conservarán frescos en refrigeración por dos semanas.

Tip: el líquido de condensación que se forma en el interior del ahumador es un condimento excelente para carnes vegetarianas y salsas. Recoléctalo y guárdalo en un frasco en el refrigerador para usarlo como humo líquido.

Pimientos Ahumados

Procedimiento sin ahumador

Lo que se necesita

Sartén grande antiadherente

Frasco de vidrio con tapa de aproximadamente 1 taza de capacidad.

4 o 5 pimientos morrones grandes cortados en tiras delgadas

Aproximadamente 1 taza de aceite de oliva extra vírgen

1 cucharada de humo líquido

Sal al gusto

 

Cómo se prepara

Embarra la sartén con un poco de aceite de oliva y ponla a calentar a fuego muy bajo.

Agrega los pimientos, sal al gusto y la mitad del humo. Déjalos sudar en la sartén tapada, moviendo con cuidado de vez en cuando para que se cocinen parejo en su propio jugo.

A los 15 minutos agrega el resto del humo.

Cuando estén tiernos (aproximadamente 30 minutos) apaga el fuego y déjalos enfriar.

Acomódalos en el frasco de vidrio, apretándolos ligeramente. La idea es meter la mayor cantidad posible.

Cúbrelos con aceite de oliva, otra vez apretando con una cuchara, hasta cubrirlos por completo. Tapa el frasco y refrigera. Déjalos macerar en el aceite por lo menos 12 horas antes de consumir.

Se conservarán frescos en refrigeración por dos semanas.

 

Publicaciones relacionadas:

Tags: , ,

Suscríbete

Recibe nuevas recetas, artículos y consejos en tu correo electrónico sin costo alguno. ¡Llevar una dieta vegetariana nunca fue más sencillo!

Síguenos

Recibe cada artículo y receta en tu propio correo electrónico

Únete a la revolución