Leche de Almendras Crudas

La leche casera vegetal por autonomasía: exquisita, de sabor neutral, con cuerpo y naturalmente dulce, esta leche puede usarse para todo. Debido a la cáscara, para su preparación se aconseja hacer o adquirir o una bolsa de malla o de tela para filtrarla, aqunque he tenido buenos resultados usando una camiseta vieja limpia. Por supuesto, si los trocitos de cáscara no te molestan puedes dejarla así.

 

Lo que se necesita

40 gramos de almendras sin tostar (aproximadamente un puño grande)

Agua purificada, aproximadamente litro y medio

1 pizca de sal marina

2 dátiles sin hueso (o el endulzante de tu preferencia)

1 gota de Vitamina D (opcional, para los vampiros a quienes no les da el sol)

 

Cómo se prepara

Pon las almendras a remojar al menos 8 horas. Recuerda ponerlas en un recipiente de buen tamaño y cubrirlas con suficiente agua ya que las almendras la absorben y doblan su tamaño durante el remojo.

Tira el agua de remojo y enjuaga las almendras con agua purificada.

Pon las almendras, la sal, los dátiles o endulzante y la vitamina con un litro de agua en la licuadora y procesa hasta que ya no queden más trozos grandes.

Cuela la leche con una bolsa de tela o camiseta limpia.

Refrigera y úsala en 2 días. El bagazo restante (la fibra de la almendra) es un excelente espesante para salsas y se puede agregar a muchos guisos y panes para enriquecerlos, no lo tires.

 

Publicaciones relacionadas:

Tags: ,

Suscríbete

Recibe nuevas recetas, artículos y consejos en tu correo electrónico sin costo alguno. ¡Llevar una dieta vegetariana nunca fue más sencillo!

Síguenos

Recibe cada artículo y receta en tu propio correo electrónico

Únete a la revolución