Yogurt Casero de Soya

Antes de enterarme de los peligros que representan los lácteos para la salud, preparaba yogurt en casa todos los días. Los probióticos que el yogurt contiene poseen magníficas propiedades para la salud:

  • Promueven el equilibrio y la salud del sistema digestivo.
  • Promueven la salud de las vías urinarias.
  • Reducen las incidencias de alergias.
  • Promueven la salud de la mujer, especialmente durante el embarazo.
  • Estimulan la respuesta del sistema inmunitario.
  • Pueden ayudar a adelgazar y mantener un peso estable.

Todo esto aparte de que el yogurt se cuenta entre mis alimentos favoritos. ¿Sería posible encontrar un sustituto? En la ciudad se encuentra yogurt vegano fácilmente, pero su costo es prohibitivo, además de estar endulzado y adicionado con sustancias indeseables.

Al principio me pareció difícil. Es posible cultivar leches vegetales, pero estas no obtienen la misma consistencia que los lácteos fermentados. Estuve haciendo varias pruebas hasta encontrar la fórmula correcta para lograr un yogurt fácil, económico y de consistencia similar al yogurt común. Para prepararlo no se requiere tener ningún equipo especial, lo único que se necesita es el cultivo inicial. Lo más sencillo y económico es usar un yogurt vegano comercial, pero estoy consciente de que en ciudades pequeñas éste es virtualmente imposible de encontrar. En ese caso hay 2 opciones: utilizar lactobacilos (probióticos) activos en polvo (de venta en las farmacias) o utilizar yogurt de leche de vaca regular para el primer lote. NOTA: Esto obviamente no es ideal, porque los primeros lotes del yogurt resultante contendrán (aunque cada vez menos) pequeñas trazas de leche.

Lo bueno de todo esto es que sólo la primera vez tendrás este problema. Guarda siempre media taza de tu yogurt casero y nunca tendrás que preocuparte por conseguir probióticos, usa tu yogur casero como cultivo inicial y prepara TODO el yogurt que quieres muy económicamente.

He añadido a mi receta un poco de goma xantana. Este es un producto natural y vegano usado para espesar y texturizar el producto final. Es posible ordenarla en farmacias grandes o en almacenes donde venden ingredientes de cocina para restaurantes, o en la internet. Si no puedes encontrarla, no te desanimes, prepara la receta sin ella. La diferencia es que probablemente tengas que batir un poco el yogurt antes de servirlo, y la consistencia será algo diferente, pero contendrá los mismos beneficios que la receta original.

 

Lo que se necesita

1 litro de leche de soya, preferentemente orgánica y sin endulzar

1 vasito de yogurt vegetal ó substituye por 1/2 cucharadita de probióticos activos en polvo ó yogurt natural (ver nota arriba)

4 cucharadas de harina (almidón) de tapioca

1/2 cucharadita de goma xantana (opcional)

 

Como se hace

Saca el yogurt del refrigerador y deja que alcance una temperatura ambiente.

Disuelve la tapioca en una taza de leche fría.

Pon a calentar el resto de la leche a fuego alto en una cazuela grande. Cuando esté a punto de hervir agrega la tapioca disuelta, baja el fuego y deja hervir por 5 minutos removiendo constantemente con una cuchara de madera.

Retira del fuego y sigue removiendo ocasionalmente procurando raspar el fondo de la cazuela para que la leche no se pegue, hasta que alcance una temperatura dónde se pueda meter la mano cómodamente. Debe estar tibio y agradable.

Agrega el yogurt vegetal (o los probióticos en polvo) y mezcla bien. Transfiere a un frasco de vidrio y tapa con un trapo limpio.

Coloca el frasco en un lugar tibio y sin corrientes de aire, puede ser arriba del refrigerador o del piloto de la estufa y déjalo cultivar toda la noche. Pruébalo después de ocho horas. Dependiendo de la marca de yogurt que usaste, la temperatura y de qué tan ácido te guste puedes dejarlo cultivar hasta por 24 horas. Cuando esté a tu gusto, tápalo bien y refrigera. Usalo como acostumbras o acostumbrabas el yogurt regular: con miel, con fruta, con granola o como sustituto para la crema en tus recetas.

NOTA: Si quieres preparar yogurt de frutas, muele la fruta en la licuadora por separado y agrega entonces el puré al yogurt manualmente. Esto te ayuda a mantener una consistencia espesa.

Publicaciones relacionadas:

Tags: , , , , ,

Suscríbete

Recibe nuevas recetas, artículos y consejos en tu correo electrónico sin costo alguno. ¡Llevar una dieta vegetariana nunca fue más sencillo!

Síguenos

Recibe cada artículo y receta en tu propio correo electrónico

Únete a la revolución